Defensa penal en delitos contra la seguridad vial

penal-seguridad-vial

Si has recibido una citación por un delito contra la seguridad vial, es recomendable que te pongas cuanto antes en contacto con nuestro despacho, para acceder al expediente y estudiar tu caso antes de acudir al juzgado.

Los delitos contra la seguridad vial son aquellos en los que generalmente se ve implicada una persona que conduce un vehículo a motor, aunque también puede ser alguien que obstaculiza una calzada, derrama productos que pueden poner en riesgo la circulación, anula señales o no restablece la seguridad en la vía.

>
¿Esperas un juicio por un delito contra la seguridad vial?
Ponte en contacto con Katia Martínez Abogada cuanto antes para estudiar tu caso.

¿Qué tipos de delitos contra la seguridad vial existen?

Toda aquella acción que suponga un peligro para la seguridad vial o la conducción es constitutiva de delito.

  • Conducción temeraria o exceso de velocidad.
  • Conducción bajo los efectos del alcohol y / o las drogas.
  • Conducción sin permiso.
  • Comprometer la seguridad vial.

Dentro de estos grupos, encontramos diferentes supuestos que pueden ser considerados delitos contra la seguridad vial

Exceso de velocidad

Siempre que se supere en 60 km/h la velocidad permitida en vía urbana o en 80 km/h la velocidad permitida en vía interurbana, la infracción pasa a ser considerada delito.

Conducción temeraria

Según el Código Penal, cuando se conduce con “manifiesto desprecio por la vida de los demás”, se incurre en un delito de conducción temeraria. Esto puede darse en casos tan diversos como cuando se realizan adelantamientos en zonas no permitidas, se pone en peligro la integridad de ciclistas de manera voluntaria o circulando en dirección contraria por autovías.

Conducción bajo los efectos del alcohol

 En este tipo de delitos, podemos encontrar diferentes rangos en función del nivel de afectación de quien conduce o si se concreta de manera objetiva:

  • Cuando se presentan síntomas de embriaguez como deambulación vacilante, habla pastosa, olor a alcohol o pérdida de verticalidad.
  • Cuando se confirma la conducción con tasas superiores a 0,60 mg/L de alcohol en aire espirado o 1,2 gr/ L de sangre.

En estos casos, tiene que haber un contraste con 2 pruebas de medición que tengan una diferencia mínima de 10 minutos entre ellas; y también tiene que estar acreditada la homologación del etilómetro utilizado.

Conducción bajo los efectos de estupefacientes

Dado que en estos casos no existe un sistema de detección fiable del momento en el que se produjo el consumo -muchas sustancias permanecen varias semanas en el organismo-, además de la prueba de saliva, se valoran los signos externos que presente el conductor. La policía puede ordenar el reconocimiento médico o la realización de análisis clínicos al conductor.

Negativa a someterse a las pruebas de detección de drogas o alcohol

La desobediencia a los agentes de la autoridad que requieran la realización de una prueba de alcoholemia o drogas es un delito castigado con penas de entre 6 meses y 1 año de prisión, además de la retirada del carné de conducir.

Esta pena se añadiría a la impuesta por conducir bajo los efectos del alcohol o drogas, ya que ambas infracciones son independientes y son compatibles.

Conducción sin permiso

Se considera delito conducir sin haber obtenido nunca el permiso de conducir, no tener vigencia o puntos en el carné, o conducir con el carné retirado por decisión judicial.

Comprometer la seguridad de la vía

Este tipo de delitos se producen cuando se altera la calzada o la señalización vial, ya sea colocando obstáculos, derramando sustancias deslizantes o inflamables, o anulando señales.

> Las casuísticas son diversas y las posibles consecuencias también. Si necesitas la defensa de un abogado penalista por un delito contra la seguridad vial, llama a Katia Martínez Abogada.

¿Qué penas y grados se contemplan en los delitos contra la seguridad vial?